Proyecto repudio a la agresión de jóvenes de La Garganta poderosa

la-garganta

Comparto el proyecto de declaración que presenté en la Honorable Cámara de Diputados de la Nación.
Repudiamos los hechos de tortura y humillación a jóvenes del medio la Garganta Poderosa, de la Ciudad de Bs As. Porque son prácticas sistemáticas y deliberadas, tal como lo expone Horacio Verbitsky en su nota en Página 12 del domingo 9 de Octubre.
Estrategias para amedrentar a los jóvenes que pertenecen a sectores que están quedando desamparados por la falta de trabajo, de estudios y de protección del Estado como ciudadanos y ciudadanas. Estrategias para atentar contra la libertad de expresión, y contra los derechos más profundos de todo ser humano.

hcdn

PROYECTO DE RESOLUCIÓN

La Cámara de Diputados de la Nación

RESUELVE

Expresar su profundo repudio a los sucesivos hechos de tortura y humillación a jóvenes de barrios humildes en la Ciudad de Buenos Aires, producidos por miembros de fuerzas nacionales de seguridad durante 2016.
En particular, a los apremios ilegales, detención, torturas y amenazas sufridos por dos integrantes del colectivo periodístico “La Garganta Poderosa”, como atentado a la libertad de expresión y estrategia de amedrentamiento por parte de miembros de la Prefectura Naval Argentina, en hechos ocurridos entre el 29 de setiembre y el 1º de octubre pasado en la Villa 21 de esta ciudad.

FUNDAMENTOS

Resulta de público conocimiento que en los últimos meses se ha incrementado situaciones de exceso manifiesto de las atribuciones de las diferentes fuerzas de seguridad con presencia territorial en las distintas comunas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, lo cual es una situación reiteradamente denunciada ante estamentos políticos y judiciales.
Dos jóvenes de 15 y 18 años del colectivo periodístico y social “La Garganta Poderosa” denunciaron el 29 de setiembre de 2016 que efectivos de la Prefectura los secuestraron, torturaron e incluso los sometieron a un simulacro de fusilamiento en la Villa 21. Por el caso, nueve efectivos de esa fuerza fueron detenidos. Iván Navarro, uno de los dos jóvenes torturados, fue sin embargo otra vez amenazado el miércoles 5 de octubre al regresar al barrio tras haber detallado en televisación la denuncia contra los prefectos. Tras hacerse público este nuevo apriete, y la consecuente labor solidaria de denuncia de organismos de derechos humanos, a seis agentes involucrados se les dio la baja de la fuerza.
La Cámara de Diputados de la Nación debe sumarse con este pronunciamiento, a la reacción de numerosos organismos de derechos humanos, movimientos sociales y organizaciones populares, curas villeros, artistas, intelectuales y defensores de las garantías personales, que ha sido ejemplar durante los últimos días, como mensaje de repudio a prácticas que no deben repetirse en el futuro.
La escalada de humillaciones a argentinas y argentinos por “portación de identidad” es a todas luces inadmisible para un Ministerio de Seguridad que clasifica a los derechos de las personas en base a criterios estigmatizantes.
Las directivas emanadas hacia los agentes de esas fuerzas que deberían cuidar a los ciudadanos, seguramente les impidan comprender que toda persona tiene derecho, además de a transitar libremente por todo el territorio

nacional, también a recibir, producir y difundir información. En tal sentido, un joven de 18 años de cualquier lugar de nuestro país, también debe ser protegido al ejercer tareas vinculadas al periodismo en una organización popular como La Garganta Poderosa.
La estrategia del Gobierno no es proteger, sino amedrentar a jóvenes que sin dudas reaccionan defendiendo sus derechos vulnerados.
Mientras desde febrero, el Ministerio de Seguridad de la Nación ha pretendido imponer límites al ejercicio de los periodistas y reporteros gráficos con “corralitos informativos”, mediante el denominado “Protocolo de Actuación de las Fuerzas de Seguridad del Estado en Manifestaciones Públicas”, el viernes 30 de setiembre, pasado en el marco de la 54ª Asamblea General de la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (Adepa), que sesionó en Tucumán, la Ministra Bullrich presentó el “Protocolo de Actuación General para la Protección de la actividad periodística”, elaborado por esa cartera.
Un día antes, los uniformados de una fuerza que ella debería dirigir o coordinar, estaban apremiando a jóvenes que tristemente no entraban en ningún protocolo periodístico, ni ciudadano, ni humanitario.
Junto a la conmemoración del Día del Respeto a la Diversidad Cultural, recordamos que el concepto de raza, ha sido una construcción social para generar exclusión, para naturalizar la valoración superior de ciertas personas sobre otras, escondiendo los mecanismos de dominación donde los victimarios son parte de engranajes complejos y reproductores de conciencias desdibujadas por la falsa meritocracia y el individualismo más atroz.
El respeto a la diversidad cultural en el marco de las garantías de Derechos Humanos para todas y todos, en nuestra Ciudad de Buenos Aires de hoy, implica seguir diciendo “Nunca Más” a los abusos de las fuerzas de seguridad.
Abrazamos solidariamente a los jóvenes y adultos que, cualquiera sea su vestimenta, costumbres o prácticas políticas, que se expresan y trabajan en la defensa de sus derechos, conformando un tejido social solidario que quiere

fortalecerse, a pesar de las inequívocas señales que ciertos funcionarios y sectores de poder generan para segregar, dispersar y reprimir.

Comments are closed.