Primer Encuentro Nacional de Productoras Audiovisuales Comunitarias

Estuve este sábado en el Primer Encuentro Nacional de Productoras Audiovisuales Comunitarias. Participaron representantes de cooperativas audiovisuales comunitarias de todo el país en la Facultad de Ciencias Sociales, de la UBA.

 

 

“Es una pelea que vengo dando hace rato, el tema de la cultura y la comunicación. Creo que el Ministerio debería haber sido de Cultura y Comunicación y que cada vez que hablamos del tema cultural debemos juntarlo a la comunicación. Celebro que sean las productoras comunitarias las que han entendido este concepto antes que ningún otro sector de la producción cultural.

Hoy, toda la producción cultural circula por las nuevas tecnologías. Y estamos en un tremendo riesgo de perder nuestros derechos de autor si no consideramos a los trabajadores de la cultura, a los trabajadores de la comunicación como un todo. Nosotros mismos estamos subiendo las producciones a las redes. La producción cultural, esta usufructuada por tres grandes monopolios, Google, Facebook y Microsoft. Esta es una cantinela que vengo dando desde que ingrese al Congreso, y cuando estaba en el Incaa. El riesgo que veo en esa división entre cultura y comunicación.

Nosotros tenemos bien claro adonde va este proyecto de gobierno nacional.

Presentamos el derecho de autor de los fotógrafos, de los reporteros gráficos, también un proyecto de transporte de contenidos audiovisuales, que es interesante, garantiza que todo lo que se transporta por vía satelital a las salas de cine debe hacerse a través de empresas nacionales, empresas satelitales registradas en Argentina. Ahora estamos en un lío con eso, porque los espacios de nuestros satélites están siendo vendidos a empresas, o sea que la ley no sé en que quedará.

Los otros proyectos de ley, uno de promoción para la industria audiovisual que tiene que ver con beneficios fiscales y el otro es una modificación del articulo 21 de la ley de cine y el 73. La ley de cine define quienes son exhibidores, la idea es agregar las plataformas, celulares, pantallas de netbook, computadoras, de esta manera las plataformas primero tributarían, el caso mas claro es el de Netflix que se lleva 10 millones de dolares al año. No queda acá nada, porque como se paga con tarjeta a cobrar fuera del país .
Corresponde como exhibidor el 10 % de su recaudación vaya al fondo de fomento. Eso por un lado, y por el otro lado al no tributar, al no estar inscriptas en ningún lado a las sociedades de gestión les esta costando muchísimo cobrar los derechos de autor de todo lo que por allí se transmite.
Esta ley se esta debatiendo, se aprobó en la comisión de Cultura y pasó a la comisión de Presupuesto. Le escribí al Presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, Luciano Laspina, para que traten esta ley y pueda ir al recinto. Me dijo: no es que nos opongamos al proyecto pero hay cuestiones con Afip, OMC (Organizacion Mundial de Comercio), restricciones para grabar software y temas relacionados con OCDE (Organización para Cooperación y el Desarrollo Económico) lo cual exige un análisis detallado por parte de Afip y Hacienda. Yo contesto, no es lo mismo audiovisual que software. Esto sumado al artículo 3 del decreto 267 que deroga la ley de medios.

Esta clarísimo que el proyecto es no considerar la producción cultural como producción cultural audiovisual sino como software o como programas o como datos. Por eso yo insistía tanto en esto de considerar la cultura y la comunicación juntas. Y la producción cultural circulando por medios de comunicación. Todos ustedes producen comunitariamente pero son trabajadores de la cultura, y por lo tanto les corresponden todos los derechos.

¿Cuál es la gran preocupación? que cuando nos paramos en los reclamos justos que hacemos no podemos perder de vista dónde y en qué escenario estamos parados.
Estamos parados en un escenario donde tenemos que empezar a reclamar desde mucho más macro también, tenemos que empezar a reclamar por todo juntos, que se nos considere trabajadores, que se respeten nuestros derechos, poder tener control y reglamentación sobre lo que se emite en lo que es digital.

Nosotros necesitamos más que nunca un país soberano, desendeudado, un país que considerara al sector de la cultura como a un sector importante de la producción audiovisual, un país en el que se respetara los derechos, pero a este escenario se le suma que eso no está más.

Somos un país endeudado en el cual el gobierno nacional tiene un pensamiento sobre la cultura y la comunicación donde no considera que seamos trabajadores. El Estado se ha corrido de este lugar. Eso lo tenemos que tener en cuenta en los reclamos, en nuestro accionar, y en nuestro trabajo.

En el Congreso habíamos armado un proyecto en conjunto con todo el sector sobre el tema de la Cinemateca nacional y acabo de entregárselo al Ministerio de Cultura porque en el Congreso, proyecto que nosotros presentemos, proyecto que no llega a ninguna parte.

Por eso si tienen proyectos no vamos a ver con malos ojos que se los den a otros. La situación que vivimos en el Congreso los 70 diputados del Frente para la Victoria es muy dura. Con el Frente Renovador de Massa y con el grupo que se abrió de nosotros (de Bossio) más los diputados provinciales que votaron todas las leyes, nosotros somos 70 pero no podemos hacer nada, no tenemos mayoría jamas.”

 

Comments are closed.